facebook pinterest twitter next
Baby conspiracy

BABY•CONSPIRACY

< Volver al inicio

Consume localmente, mancha globalmente Por Mila Waters

Lo ha hecho otra vez. Tu bebé ha vuelto a crear otra mancha infalible de salsa de tomate. Mientras tú te asombras ante el desorden que te rodea, el peque observa detenidamente la perfección de su reciente creación. Y entonces te preguntas: "¿Qué he hecho yo para merecer esto?"
No te preocupes, no es algo que solo suceda en tu casa, sino que va más allá de tu familia, tu barrio o incluso tu país. Ahí van algunas de las pruebas que he podido recopilar por todo el mundo:

Japón:
Pensemos en el wasabi, por ejemplo.
Es demasiado picante y demasiado verde.
Y eso solo puede significar una cosa: es una creación de los miembros de la conspiración para arruinarte las camisas. Incluso el nombre proviene claramente del idioma codificado de los bebés:
[guasa-bi], es decir, "Guasa, ¡bien!"

México:
Muy similar a Japón, solo que allí lo llaman guacamole. También proviene de su ancestral lenguaje:
[guaca-mole] significa "¡Mola la guasa!"

China:
Baby Pangang. ¿Podría ser más obvio? El nombre de esta salsa de tomate incluso leva la palabra baby en el nombre. Una salsa tan pegajosa y una carne con tanta grasa que realmente hacen honor a su vinculación con la Conspiración de los Bebés.

EE. UU.:
La palabra dónut, esa masa frita recubierta de azúcar o chocolate que originalmente no tenía agujero, proviene de la advertencia que las madres del s. XVIII exhortaban a sus hijos al verlos acercarse a la masa recién horneada para hacer un agujero con el dedo: "Do not!" (¡No lo hagas!).

Italia:
¿CUATRO quesos en UNA única pizza? Una deliciosa genialidad italiana. Aunque, tras arduas jornadas de investigación, estoy en condiciones de afirmar que se la debemos a un bebé que se vino arriba tirando todo el queso que encontró en la cocina. ¿Y sabéis dónde cayó todo? Pues en la pizza, claro. Y sí, provoca unas manchas estupendas.
O la pasta: ¿Quién inventó los spaghetti? ¿A ver a quién se le ocurrió hacer un fideo que te lo pudieses comer sin derramar nada?
Supongo que ya os lo imagináis, ¿no?

Caribe:
La papaya debe su nombre a los balbuceos de un bebé. "Papa" significa... bueno, esto está bastante claro. Y "ya", pues también. Y las dos cosas juntas son una explicación muy concreta de cuándo quería aquel pitufo su zumo de frutas.

África:
El baba ganoush —una pasta con aceite muy pegajosa— es la mejor forma jamás creada para mancharse con una berenjena. Y su nombre se lo debe al gran fundador de la Conspiración de los Bebés en África, el mítico Baby "Baba" Ganoush.


Francia:
En el país galo la batalla ha alcanzado unas dimensiones épicas. Y es que siempre han ido un paso por delante en cuestiones culinarias. Que los bebés inventaban la mousse de chocolate, los adultos contraatacaban con la mousse blanca. Los bebés volvían con el vino tinto; los adultos con el vino blanco. Bebés: mantequilla oscura; padres: mantequilla blanca... Queso azul... Queso blanco... Y así hasta el infinito.

CONSEJO:
Como podéis observar, estamos ante un fenómeno global. No importa la cultura gastronómica, las distancias, ni la dieta; la situación es idéntica en todas partes. Pero no debemos preocuparnos. En todos los rincones del planeta también encontrarás una arma universal capaz de eliminar todas estas manchas, por especiales que puedan ser. Y recordad: no se puede controlar a los bebés, pero sí las manchas.