facebook pinterest twitter next
Baby conspiracy

BABY•CONSPIRACY

< Volver al inicio

Cosas que ayudan.

Arriba ese ánimo, que la situación es grave pero aún hay esperanza. El Dr. Peterson y yo hemos ideado algunas estrategias que resultan muy útiles para mantener la conspiración a raya.

Cuando tu familia se ve afectada por la conspiración, el tiempo se convierte en una de tus principales preocupaciones. Solo lavar la ropa ya ocupa muchísimo tiempo. Según los cálculos realizados por el Dr. Peterson, la lavadora de una casa afectada por la conspiración funciona una media de 3,2 meses ininterumpidos al año. Así que ya puedes empezar a trabajar tu eficacia.
Ahí van algunos consejos:

Utiliza siempre el detergente adecuado. Wipp Express Gel, por ejemplo. Contiene un extra-poder quitamanchas y es eficaz incluso en agua fría que asegura que las manchas de tu bebé no tengan la más mínima oportunidad. Además ya no tendrás que hacer ningún tratamiento previo ni posterior a tu ropa. Importante: mantener siempre fuera del alcance de los niños.

¡Y ahora también en cápsulas! Aquí tienes 5 razones para no poder resistirte a ellas:

  1. Comodidad con un sólo gesto, introduce primero la cápsula en la lavadora, añade la colada encima y ¡listo!
  2. Ahorro, gracias a que contiene la dosis exacta de detergente para un lavado y evita la sobredosificación y menor consumo de agua, gracias a su fórmula altamente concentrada.
  3. Una rápida y completa disolución, incluso en agua fría gracias a que se coloca en la parte inferior del tambor y, por lo tanto, entra en contacto con el agua nada más iniciarse el programa de lavado, garantizando unos resultados perfectos sin restos.
  4. Optimización del espacio de tu hogar puesto que el espacio de almacenaje es mínimo, gracias a sus prácticas dosis y reducido embalaje.
  5. Mayor aprovechamiento del producto ya que, al estar concentrado en una cápsula, toda la dosis se queda dentro del tambor. Importante: mantener siempre fuera del alcance de los niños.

Si realmente quieres ahorrar algo de tiempo, asegúrate de "encasquetar" bien los niños.
Pídele a la abuela que te haga de canguro o que se quede a dormir.
Sí, sí... ya sabemos que los abuelos arruinan tus pequeños logros educativos con chocolate y chucherías en cuestión de segundos. Pero es crucial para tu vida que de vez en cuando te tomes un descanso de los efectos de la conspiración.

Si sufres el ataque de uno o varios bebés conspiradores necesitarás tener más cuidado de lo habitual. Por ejemplo, tendrás que tratar la ropa manchada de forma diferente. Y tendrás que controlarte los nervios un poquito más. De modo que quizá quieras delegar en manos expertas parte de todo ese trabajo de vez en cuando...

Y sino, deja que papi se encargue de cuidar a los niños. Lo hará genial. Los hombres son estupendos con los peques. Y no le tienen ningún miedo a las manchas. Así que mientras él se encarga de los niños (y quizás de la lavadora), puedes centrarte en ti. Prepárate un baño, date un paseo por el parque o disfruta de un café con las amigas. Verás que algo tan sencillo como eso significa mucho.

Los peques lo habían calculado todo fríamente para conseguir que su conspiración llegase a buen puerto.
Pero nosotras también contamos con un arma secreta que, utilizada en frío, puede poner fin a su conspiración.
La exclusiva fórmula activa de Wipp Express Gel es perfecta para lavar en frío y garantiza una limpieza radiante, incluso a baja temperatura. Ideal para ahorrar energía, proteger el medio ambiente y ponerle freno a esos pequeños tunantes.

Un peluche también podría servir. Nosotros teníamos un osito de peluche que se llamaba Robius. Por desgracia, Robius no solía estar cerca cuando lo necesitábamos. Debajo de la cama, en el coche, en casa de la abuela, perdido en el supermercado... me pasé días buscándolo. Pero las pocas veces que estaba a mano, hizo un trabajo espléndido. Hubo un par de ocasiones en las que fue especialmente valiente interponiéndose entre un par de manchas que iban destinadas a nosotros.