facebook pinterest twitter next
Baby conspiracy

BABY•CONSPIRACY

< Volver al inicio

PARQUES INFANTILES: EL LUGAR DONDE LOS NIÑOS HACEN COSAS INCREÍBLES.

Qué bonitos son los parques infantiles.
Si te fallan todos los planes, siempre puedes bajar al parque con los peques y dejar que jueguen tranquilamente con otros niños mientras tú descansas cinco minutillos en un banco.
Quizás incluso puedas hablar con otros adultos.

O disfrutar de no hacer nada.
Suena bien, ¿verdad? Pues es mejor pensárselo dos veces.
Porque parece un inocente oasis urbano para familias, pero no es solo la arena o la pelota lo que se pone en juego en los parques. Acabo de descubrir que en realidad se trata de campos de entrenamiento para miembros de una logia secreta.

Map

Ahí es donde aprenden a conspirar, a mejorar sus técnicas de asalto y a distribuir los roles del equipo. Incluso reclutan a sus nuevos correligionarios en esos supuestos lugares de recreo.

Podrías pensar que tu criaturita solo hace inocentes castillos de arena, pero en verdad están practicando con la pala para realizar el movimiento más perfecto que consiga manchar más la ropa con su cucurucho de helado.
Girar los moldes de arena les entrena a tirar los vasos de leche.
Hacer trenecitos en la arena es ideal para luego lanzar boles de papilla y platos de fruta.
¿Alguna vez te has preguntado por qué les encanta tirarse arena? Ensayan el lanzamiento de chuches.
Cuando se sientan juntos planifican sus futuras acciones. ¿Y sabes dónde conspiran? Pues, del mismo modo que toda reunión importante requiere de una mesa redonda, los bebés toman sus grandes decisiones en el carrusel. Ahí es donde comparten experiencias y explican sus técnicas para manchar. Por supuesto, también entrenan sus habilidades físicas para correr, ocultarse y escaquearse.
Por lo general, cuando dos inocentes pitufillos se entretienen arriba y abajo en un balancín, están estudiando la reacción de sus padres.

CONSEJO:
Antes de dejar a tu peque en el carrusel junto a otros "inocentes", vete preparando para las consecuencias, porque lo más probable es que practique la forma más eficaz de arruinar tu blusa preferida. Y recordad: no se puede controlar a los bebés, pero sí las manchas.